domingo, 10 de noviembre de 2019

PRIMERA NACIONAL: PERDIÓ ESTUDIANTES, DOS AÑOS DESPUÉS






Cómo se hacía para escribir una crónica de una derrota de Estudiantes en el Candini. La racha invicta de local se había vuelto tan extensa que ya daba la sensación de que sería interminable. Todos sentiamos una seguridad extra que servía para incrementar la confianza.
Sin embargo una noche se cortó. San Martín de San Juan propuso un planteo intrincado y a Estudiantes le fue imposible liberarse de esa maraña de picardías, sostenida por el oficio del rival y cierta permisividad del árbitro Ceballos.
Desde el arranque el partido se jugó con mucho vértigo. En la lucha del mediocampo San Martín buscaba imponerse con el juego de Fernández y Gelabert. Estudiantes, sin poder armar su circuíto creativo, equilibraba con el despliegue de Cevasco y las subidas por las bandas.
Las jugadas de peligro brillaron por su ausencia. Después de un par de buenos desbordes de Arismendi por izquierda, el celeste recién llegó con peligro al final de la etapa. A los 43 minutos cuando Cuello no logra conectar un centro de Sepúlveda, y a los 47 minutos, cuando nuevamente Alvaro recibió en el área pero se la robaron al momento de definir.
En el complemento Estudiantes se paró más adelante y arrinconó a San Martín. La historia pintaba bien para el celeste, sin embargo, en una de sus escasas salidas, el verdinegro pegó fuerte. Minuto 11, tiro de esquina desde la izquierda, cabezazo del central Montesirin que pega en el palo y se mete.
Luego del gol San Martín se replegó y le entregó a Estudiantes campo y pelota. Estuvo a tiro del empate y lo mereció largamente. El celeste fue con todo, tuvo sus opciones, dos muy claras de Sepúlveda, pero no ligó.
San Martín con más mañas que juego se llevó un triunfo inmerecido y decretó el final de la racha celeste en casa.

SINTESIS DEL PARTIDO
ESTUDIANTES 0: A. Peralta, Benavidez, Bottino, Vester, Suárez, Cainelli, Cevasco (M. Peralta), Cuello (Beraldi), Arismendi (Ceresole), Ferreira, Sepúlveda. DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Formica, Zbrun, Aman.
SAN MARTIN 1: Ardente, Barrios, Alvarez, Monteseirin, Escobar, Fernández, Jérez Silva, Gelabert (Bertochi), Giménez, Ramírez (Vidal), Bravo (Pelaitay). DT: Alfredo Grelak. Suplentes: Corti, Iberbia, Osorio, Cardozo.
Gol: Montesirin (st 11').
Arbitro: Diego Ceballos. Estadio Ciudad de Río Cuarto - Antonio Candini.

domingo, 3 de noviembre de 2019

PRIMERA NACIONAL: EL ENTRAMADO CELESTE






Estudiantes de Río Cuarto jugó un gran partido en Caseros. Sin llegar a desplegar en el campo de juego esa variedad de recursos técnicos que enamoran el ojo del espectador, mas si con un plan de juego desde lo táctico, cumplido a la perfección, y que le permitió anular a su rival y generar las opciones para quedarse con la victoria.
Marcelo Vázquez armó una estructura que el Pincha no supo resolver. Quizás sin la dinámica habitual, pero con una firmeza absoluta.
La defensa, con Bottino de central y el regreso de Suárez, tardó unos instantes en acomodarse, y cuando lo hizo fue impasable. El doble 5 Zbrun - Cevasco fue una muralla, Cainelli y Arizmendi por las bandas solo fueron contenidos con faltas, Cuello condujo de manera impecable y Ferreira no tuvo problemas para fajarse con toda la defensa local, pivotear, aguantar la llegada de algún compañero o buscar la forma de crear una opción de gol propia.
El orden y la practicidad fueron fundamentales para un Celeste que comparado con la fecha anterior presentaba 5 variantes en la formación titular. El Pincha tuvo un par de ocasiones muy bien resueltas por Peralta y una en que la fortuna estuvo del lado visitante y devolvió el palo. Esas ocasiones se dieron al inicio y al final del primer tiempo. Todo el pasaje central se jugó bajo control Celeste, que también tuvo algunas opciones claras en ofensiva que no pudo cerrar bien.
En el complemento el Celeste mantuvo el control y se animó a más. Fue cerrando todos los espacios para impedir el avance local y buscó con tranquilidad la ocasión para filtrar el fondo local y hacer daño.
Minuto 32, Cainelli con pelota dominada atraviesa como un rayo la defensa local, se mete al área y al intentar rematar Impini lo barre y le comete un penal que el juez Giménez cobró sin dudar. Menos dudas tuvo el guaraní Javier Ferreira al ejecutarlo y con un fuerte remate cruzado puso el 1 a 0 para el celeste.
El tramo final del partido mostraba las dos realidades del juego magnificadas. El local tratando de todas maneras de recuperar algo que nunca fue suyo ante un Celeste que a la seguridad le adosaba el plus de confianza por un triunfo que de ninguna manera iba a dejar escapar.

Síntesis del Partido
Estudiantes (Caseros) (0):
Altamirano, Silva (Garay), Imprini, Goñi, González (Expulsado st 44’). Pereyra, Melo, González Metilli, Lattanzio (Montoya), Díaz (Figueroa), Gallegos. DT: Diego Martinez. Suplentes: Saracho, García, Villarreal, López.
Estudiantes (Río Cuarto) (1): A. Peralta, Benavídez (Formica), Bottino, Vester, Suárez, Cainelli, Zbrun, Cevasco, Cuello, Arismendi (Beraldi), Ferreira (Sepúlveda). DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Garoni, M. Peralta, Ceresole.
Gol: Ferreira (st 34’ penal).
Arbitro: Pablo Giménez. Estadio Ciudad de Caseros (Buenos Aires)

lunes, 21 de octubre de 2019

PRIMERA NACIONAL: LA IGUALDAD NO OPACÓ LA FIESTA







Quizás las ansiedades generadas alrededor del enfrentamiento entre Estudiantes y Belgrano, conspiraron para que a los principales protagonistas les costara soltarse. La expectativa, las realidades y necesidades, el marco, fue un combo demasiado grande e intenso para abstraerse y pensar solo en fútbol.
El primer tiempo, pese a que se dieron algunas situaciones de peligro, fue bastante cerrado.
Belgrano ralentizó el juego, destinó marcas personales para cortar el circuito futbolístico de Estudiantes y dejó pasar el tiempo para ver qué sucedía. Ante lo que proponía el pirata a Estudiantes le costó agarrar ritmo, y cuando lo pudo hacer encontró en su banda derecha la manera de atacar y poner el juego en campo rival. No tuvo tanta profundidad, pero se las ingenió para crear alguna que otra jugada ofensiva.
Belgrano avisó en el minuto 8 pero se encontró con un enorme Peralta y esas atajadas que despiertan la ovación.
El león respondió en su mejor momento, pasado el minuto 20, con una incursión de Cuello en la que Vázquez le cometió un clarísimo penal que el árbitro López omitió sancionar y un tiro de Sepúlveda se fue apenas desviado.
En el complemento Estudiantes pudo pararse más adelante e imponer su juego cargado de dinamismo. Cabrera se liberaba de las asfixiantes marcas y empezaba a influir en el juego, y Bottino sostenía el andamiaje celeste.
Estudiantes iba, sin embargo le faltaba ese toque final que le permitiese quebrar la resistencia de Belgrano. Tanto ir el gol llegó, de una manera inesperada, ya que fueron defensores quienes pusieron en jaque a la defensa visitante. Primero fue Suárez el que con un derechazo dejó temblando el travesaño. Después vino el gol. Minuto 26, falta a Ferreira cerca del área y Vester que acomoda el balón y queda como único ejecutante. El derechazo del Viejo rozó la barrera, descolocó a Rigamontti y encendió la garganta de los 11000 leones que coparon el Candini.
Abajo en el marcador Belgrano se acordó de que en un partido ante la opción de defenderse también tiene la de atacar. Así, sin tanta claridad, llenó de centros el área de Peralta.
La fricción y la intensidad del juego iba dejando caídos. Bernardello agredía a Hesar en una jugada sin trascendencia y se iba expulsado. Cabrera tras rematar de volea se lesionaba cuando el león ya había realizado todos los cambios.
Tantos centros tiró Belgrano que uno acertó. Ya en el agregado, tiro de esquina desde la derecha, la peina Vegetti, la pelota le queda a Quiroga que saca un remate cruzado que Erramuspe empuja a la red.
Estudiantes estuvo ahí. Faltó poquito para quedarse con un gran triunfo. Lo importante es la fidelidad a sus principios. Las cosas pueden salir o no, pero siempre, siempre, la idea es salir a brindarse, ser protagonista y no guardarse nada.
Síntesis del Partido Estudiantes (1): A. Peralta, Benavídez, Martínez Schmith (Zbrun), Vester, Formica (Suárez), Cainelli, Cabrera, Bottino, Cuello (Ferreira), Sepúlveda, Hesar. DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Beraldi, M. Peralta, Arismendi.
Belgrano (1):
Rigamonti, Erramuspe, Vázquez, Novillo, Quiroga, Techera (González), Bernardello (Expulsado st 37'), Longo (Lencina), Luján, Borja (Sequeira), Vegetti. DT: Julio Constantín. Suplentes: Franco, Pardo, Almeida, Lugo.
Goles: Vester (st 26'), Erramuspe (st 47').
Arbitro Ramiro López. Estadio Antonio Candini.

martes, 15 de octubre de 2019

PRIMERA NACIONAL: UN ÁRBOL NO TAPA EL BOSQUE






La visita de Estudiantes a Mar del Plata culminó con derrota. Y aunque hay que hacer un análisis de la misma, para corregir algún defecto que se haya presentado en el juego, no conviene enfrascarse demasiado en la caída. No hacer el simple borrón y cuenta nueva, pero si  observarla dentro del contexto en el que ho se halla inserto el celeste en esta Primera Nacional.
Estudiantes se vió sorprendido. Alvarado puso sobre la mesa sus últimas fichas y la apuesta le salió bien. Aprovechó un momento de incertidumbre del celeste, encontró en la contingencia del viento una forma de contener al rival y tuvo uan efectividad inusitada, poco habitual en este tipo de torneos.
El 0-3 fue mucho. Estudiantes tuvo una gran capacidad de reacción que sin embargo no alcanzó.
Desde los últimos minutos de la etapa inicial pudo verse al verdadero Estudiantes. El viento perdió fuerza, Cabrera entró en ritmo, Beraldi se mostró más movedizo, Bottino equilibró el mediocampo y los volantes y laterales encontraban por afuera la forma de escalar en ofensiva. En el minuto 39, Cainelli y Benavídez armaron una jugada por derecha que Sepúlveda concretó con un cabezazo.
Al empezar el complemento Alvarado trató de recuperar la dinámica pero se fue apagando. A medida que el local se iba quedando, Estudiantes crecía en juego y asediaba la valla de Bilbao. El gol de Hesar a los 20 minutos elevó las esperanzas celestes. Alvarado consciente de eso se fue cerrando y plantando bandera para aguantar.
Estudiantes tuvo la pelota hasta el final, buscó ese lugar que le permitiese quebrar la defensa marplatense, sin embargo no lo logró.
Estudiantes tropezó en el Minella pero no cayó. Sigue en un lugar privilegiado y tiene mucho con que mantener y solventar ese espacio.


SÍNTESIS DEL PARTIDO
ALVARADO (3):
Bilbao; Zurbriggen, Fernández, Zules Caicedo y Ponce; Algozino, González, Ledesma y Becker (Lucero); Giordana (Giacomini) y Rivero (Quiles). DT: Juan Pablo Pumpido. Suplentes: Degra, Caro, Tejo, Rinaldi.
ESTUDIANTES (2): Peralta; Benavídez, Martínez Schmith (Ferreira), Vester y Formica; Cainelli (Peralta), Cabrera, Bottino y Beraldi (Cuello); Sepúlveda y Hesar. DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Zbrun, Cevasco, Arismendi.
Goles: Rivero (pt 18’), Becker (2, pt 28’ y 34’), Sepúlveda (pt 39’), Hesar (st 20’)
Árbitro: Carlos Córdoba. Estadio: José María Minella (Mar del Plata)

sábado, 5 de octubre de 2019

PRIMERA NACIONAL: TORBELLINO CELESTE







Tomó un tiempito acomodarse., pero cuando lo hizo, Estudiantes fue ese equipo abrumador, que ocupa todos los sectores del campo asfixiando en la marca y desplegándose en ofensiva. Recuperando sus mejores atributos el celeste retomó la senda de la victoria al imponerse 3 a 1 a Guillermo Brown de Puerto Madryn.
Claramente hubo dos partidos y la medianera que dividió ambos momentos del juego fue el gol de Beraldi. Es que ocurrió esta contingencia en el minuto 28 de la primera etapa, el partido se presentó bastante equilibrado. Estudiantes era algo más pero sin poder imponerse, mientras que Brown trataba de ser ordenado y cuando veía el claro se mandaba alguna que otra incursión ofensiva. Esos intentos del equipo patagónico sirvieron para ver a Adrián Peralta en toda su dimensión.
Con el central Herner siendo atendido fuera del campo y la duda para hacer el cambio, Cuello puso exactamente ahí el balón, donde faltaba una marca, para que Sepúlveda la bajara con el pecho y Berladi entrara solo para definir y poner el 1 a 0 con un latigazo de zurda.
A partir del gol Brown ya no se mostraba tan acomodado y Estudiantes tomaba confianza para establecerse como dominador. Hasta el final del primer tiempo arrinconó al visitante y en dos ocasiones, con un remate y un cabezazo, Sepúlveda estuvo a tiro de aumentar el marcador.
El complemento fue más de eso. El control de la pelota ya era exclusivo de los volantes celestes, Bottino estaba muy preciso en el manejo, Cainelli se volvía imparable por derecha, Hesar hacía el trabajo sucio y liberaba a Sepúlveda, constante dolor de cabeza para el fondo de Brown.
Rápidamente Estudiantes pudo conseguir el segundo gol. Minuto 13, Cuello abrió para Benavídez, que desbordó por derecha y mandó el centro justo para que Hesar de cabeza marcara el 2 a 0.
Instantes después, en una jugada de tiro de esquina, Brown encontró el descuento por intermedio de Osores. Estudiantes con la confianza muy arriba ni se inmutó y siguió marcando el compás del juego.
En uno de sus constantes ataques el celeste marcó el tercero. Se jugaban 24 minutos y un pase de Formica es interceptado por la mano de Sánchez. Penal, muy claro, que Sepúlveda ejecutó con calidad para poner el 3 a 1.
Después de dos empates Estudiantes volvió al triunfo, reconquistando esas características que lo hacen un equipo de temer. Ese que es como una tromba y vive los partidos sin toamrse descanso.
SÍNTESIS DEL PARTIDO
ESTUDIANTES (3): A. Peralta; Benavidez, Schmith, Vester, Formica; Cainelli, Beraldi (Zbrun), Bottino (Cevasco), Cuello; Sepulveda (Pérez), Hesar. D.T.: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Ceresole, M. Peralta, Arismendi.
GUILLERMO BROWN (1): Taborda; Ramírez, Herner (Osores), Sánchez, Ruíz Díaz; Soloa (Méndez - expulsado st 28'), García, Moreno, Bonetto (Bazan); Acosta, Vera. D.T.: Marcelo Broggi. Suplentes: Aguero, Avila, Lobo, Depetris.
Goles: Beraldi (pt 28'), Hesar (st 13'), Osores (st 15'), Sepulveda (st 24' penal).
Arbitro: Gastón Suárez. Estadio Antonio Candini.